lunes, 4 de noviembre de 2013

NIÑOS ROBADOS


Acariciaste su piel ,
Sentiste que estaba vivo
 hermoso, fuerte, sano.
Dijeron que era un niño.
Más de cinco kilos que pesaba.
Orgullosa y tranquila,
Entornaste   los ojos y te quedaste dormida.
Pero al despertar tu sueño, se convirtió en pesadilla.
Te mostraron otro cuerpo de un bebe ya sin vida.
Delgadito y sin color, menos de dos kilos pesaba
Te dijeron la razón, mas no creíste la explicación que aquel medico te daba.
Un frio gélido te recorrió, clavando mil y una espadas,
Desgarrando el corazón de una madre ilusionada
¿Qué paso? Se preguntó, en aquella madrugada
¿Dónde su bebe quedó¨?
¿Dónde su piel sonrosada?
¿Dónde el aroma que olio?
Aquella triste mañana.
Marchaste para tu casa
Con un vacío por dentro,
Que nadie pudo llenar
Aunque paso mucho tiempo.
No has dejado de buscar,
Siempre está en tu pensamiento.
            
                                Esta es la realidad de muchas familias,  que luchan
                                     para recuperar lo que un día les robaron.                                                        
                  Para” MARTA”   UNA DE LAS PERSONAS
                  MAS GENEROSAS Y HUMANSA CON LAS QUE YO ME HAYA TROPEZADO NUNCA.                                                                                                                                                                                              

4 comentarios:

  1. Triste y cruel realidad que desafortunadamente se ve en todas partes del mundo: Los traficantes de niños, se roban la felicidad de muchas familias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Geni, doble alegría me produce tu escrito, saberte bien y ver la penosa y cruel realidad de hechos que nunca debieran de ocurrir.
    Fuerte abrazo
    M. Ángel

    ResponderEliminar
  3. Hoy me encontré con tu blog Geni, interesante muy interesante todo lo que tienes en el, gracias por compartirlo, me llevara días leerlo todo, se que existes en alguna parte de este mundo, tu poema quiero mi vida de antes es tremendo, hermoso y triste muy triste .
    Deseo la salud este de tu lado
    Un abrazo

    Guaadalupe

    ResponderEliminar
  4. Nunca hemos sentido el Placer o el dolor de un hijo, pero si recuerda mi escrito, de mi testimonio en Jarca también pasamos por una cruel situación, aunque el sentimiento es muy distinto, comprendo el Dolor de unos padres el perder a sus hijos como lo perdieron fatalmente con engaños.de unas personas despiadadas
    Felicidades ,,,

    ResponderEliminar