sábado, 31 de enero de 2009

UNO DE MIS TESOROS MAS PRECIADOS


RECUERDOS
La noche del seis de diciembre de 1980, en casa de mis padres y acompañada de mi abuela paterna, algo asustada, trataba de no perder la calma y seguir los consejos de las que sabían mas que yo - achucha hija achucha hija achucha-, algo mas tarde me entere que no tenia que hacer eso pero era joven e inexperta y suponía que mi abuela sabia que hacer, bueno a todo esto ni siquiera he dicho porque estaba yo detrás de la mecedora empujando ¿no?, no estaba cambiando los muebles de sitio, como se puede suponer ¡¡¡estaba de parto!!! . Eran las tres de la mañana y mi padre me llevo al hospital.
ANÉCDOTA
Mi padre que era un hombre muy cariñoso al cual le gustaban mucho los niños estaba muy preocupado y nervioso porque iba ha ser abuelo por primera vez cuando llego al hospital dio marcha atrás y se dio un golpe contra una farola afortunadamente no fue nada.
Al llegar al hospital me reconocieron y me dijeron que tenía dos centímetros de dilatación que todavía me quedaba bastante y me metieron en la sala de dilatación. Allí estaba yo, sola ante el peligro con mis dieciocho añitos, asustado y nervioso y sin nadie que me dijera nada, mi marido estaba tocando por que el es músico, y no se encontraba en la misma cuidad que yo, asi que yo no quería llamarlo para que no se preocuparle. Pasaban las horas y de vez en cuando alguien me miraba y se iba .Cada vez los dolores eran mas insoportables, encima de mi cabeza había un cuadro con una virgen que tenia un niño en brazos, yo le rezaba y le pedía ayuda- por favor que no le pase nada a mi niña - mas tarde, cuando ya había pasado todo me volvieron ha meter y me di cuenta que a la virgen que yo rezaba desconsoladamente era un cuadro con un jarrón de flores pero a mi en aquel momento me consoló.
Cuando llego la mañana y cambio el turno, empecé ha ver gente de un lado para otro, entre ellos había un medico joven, con una gran calva y aspecto amable o al menos a mi me lo pareció en aquel momento. Me examino y me dijo -te queda un poquito no te preocupes -, aquello me supo a gloria en aquel momento por fin alguien que se preocupaba por mi yo le dije- por favor no te vayas - le cogí la mano e incluso creo que en algún momento le hice daño.
Cuando me llevaron al quirófano vi como sacaban en una camilla lo que parecía ser un cuerpo envuelto en una sabana me asuste y pensé ¿que habrá pasado?, mas tarde me entere que era una mujer de dieciocho años que había muerto en el quirófano de un infarto, del bebe no supe nada.
Me pusieron en el potro y me ataron las piernas los dolores eran horribles parecía que me estuvieran quemando con un mechero, no podía mas la comadrona que se llamaba Leocadia que valla nombrecito.
Era muy buena y cariñosa y me decía -tranquila ,lo estas haciendo muy bien ,ahora empuja fuerte -ya no podía mas estaba exhausta no podía mas me pusieron algo en la vena creo que era oxitosina que es una sustancia para que el parto valla mas deprisa ya estaba saliendo la cabecita y vieron que tenia dos vuelta el cordón umbilical entonces no se porque sentí una sensación de alivio y somnolencia me habían puesto algo para relajarme, supongo que después de lo que había pasado con la otra parturienta tenían un poco de miedo, sentí como salía la cabecita y luego los hombros la sensación era como cuando descorchas una botella ¡¡ plash!! Ya no pude verla bien solo escuchaban como hablaban: pesa 3,250kg Es muy guapa, cójela me decían la toqué, respiré profundamente y pensé que todo estaba bien, cuando desperté y ví la carita de mi hija ERIKA era tan bonita algo que no se puede describir
Recordé la sensación que tuve cuando la toque en el quirófano nunca se me olvidará era como haber tocado el cielo o quizás mejor después de tan largo parto y sin saber donde me había metido allí estaba mi primera hija, mi primogénita me embargaba una emoción tan fuerte que no paraba de llorar aquella cosita tan pequeña la había hecho yo dentro de mi cuerpo era alguien maravillosa que luego me daría muchas alegrías. La quiero por encima de todas las cosas con sus defectos que son muy pocos por no decir casi ninguno y con sus grandes virtudes que son muchas. Cuando la cogí en mis brazos la mire y le dije nunca dejaré que te hagan daño intentaré que seas muy feliz quiero que seas una perdona que respetes a los demás le dije muchas cosas mas, pero con el paso del tiempo las cosas se van borrando de la memoria era tan pequeña y me miraba con sus ojitos tan expresivos que parecía entender lo que aquella joven madre inexperta le estaba diciendo.
Creo que las vivencias desde el recuerdo son diferentes lo malo se ve menos malo y lo bueno parece mas bueno no refleja la realidad como contándolo cuando ocurren los hechos

4 comentarios:

  1. qué bien lo has explicado. Creo que tener un hijo es una de las experiencias más maravillosas por las que pasamos las mujeres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola gapisima, ante todo decirte que me ha encantado la forma en que has descrito la llegada al mundo de esa persona que hoy es una de mis mejores AMIGAS o incluso mas que eso si cabe. Tambien decirte que puedes sentirte orgullosa puesto que esas cosas que comentas que le dijise en ese momento se han cumplido no se si porque las recuerda o porque ha tenido el mejor ejemplo que se podia tener...TU, que ademas de ser una madre maravillosa eres una buena amiga, paciente, cariñosa, amable, fiel... y asi podria seguir enumerando tus virtudes que como bien sabes se reflejan en el caracter de tus hijas, que he tenido la suerte de que un di muy lejano se cruzaran en mi camino y a partir de hay caminaran conmigo ayudandome a ser mejor persona. Gracias por todos esos momentos que hemos pasado juntas y que sigan siendo muchos mas a lo largo de los años.
    Muchos besos para ti, y sigue con esto que merece la pena y lo haces genial.

    ResponderEliminar
  3. Como agradecer Y explicar en un pequeño parrafo el amor que se tiene a una madre? Es complicado,es una persona que lo da todo por sus 4 hijas, dandole en primer lugar la vida y cuidandolas el dia a dia, sin pedir nada a cambio.
    Siempre esta ahi cuando mas la necesitas para ayudarte ,escucharte,entenderte y perdonarte,gracias por ser mi madre, me encanta como eres, intento aprender de ti,espero algun dia ser como tu. TE QUIERO MAMA

    ResponderEliminar
  4. Hola mi niña grande! no tengo palabras para agradecerte todo lo que me has dado, ya sabes que siempre digo que tu eres como mi columna vertebral, sin ti no podria ni andar.Algunos dicen que los niños eligen a sus padres, si es asi yo hice la mejor elección de toda mi vida. Espero que sepas lo muchisimo que te quiero y lo orgullosa que me siento de ser un pedacito de ti asi como tambien me encanta que algunos piensen que me parezco a ti aunque yo siempre digo que tu eres mucho mejor que yo. Me despido diciendote que solo espero que si algun dia soy madre sea capaz de darle a mi hijo solo una parte de todo lo que tu me has dado. TE QUIERO

    ResponderEliminar